Bolas sale de Andalucía con la apertura de una heladería en Cuenca.

Sin comentarios septiembre 3, 2015

Alimarket. 3/9/15. Estefanía Palacios.                         estefania.palacios@alimarket.es

La enseña Bolas Helados Arte-sanos ha abierto su quinto punto de venta, situado en Cuenca, con lo que empieza su expansión fuera de Andalucía, su región de origen, donde cuenta con cuatro establecimientos. La red de heladerías asociadas surgió del encuentro del maestro heladero Antonino Parrilla y el economista y experto en gestión empresarial Antonio Ruiz, ambos socios de la limitada Heladería Artesana Bolas. Su idea común era ofrecer al cliente un producto artesano y natural, sin componentes artificiales, elaborado diariamente en el punto de venta.

La cadena arrancó en 2012 en el antiguo local de Antonino Parrilla en Sevilla, situado en Puerta de la Carne, 4, que se convirtió en la primera tienda de Bolas Helados Arte-sanos. Aunque inicialmente se trataba de un local propio, el año pasado se reconvirtió en un establecimiento asociado, que es la fórmula que Heladerías Artesanas Bolas está utilizando para la expansión de la enseña. "Inicialmente barajamos la posibilidad de franquiciar, pero dado el componente artesanal de nuestro negocio y que la franquicia despersonaliza mucho, hemos optado por la fórmula de la asociación", explica Antonio Ruiz, que ejerce como director gerente.

La expansión de Bolas continuó con la apertura de otro establecimiento en la capital hispalense, ubicado en Cuesta del Rosario nº 1. La salida de la provincia de Sevilla se ha producido este mismo año con la inauguración de sendos puntos de venta en las localidades onubenses de Ayamonte y Lepe. En ambos casos se trata de córners instalados en el interior de negocios que de este modo complementan su oferta de productos, la pastelería 'Comme Chez Toi' y la cafetería 'A Son de Mar', respectivamente.

Tras la puesta en marcha del establecimiento de Cuenca, situado en el número 7 de la céntrica calle Alonso Chirino, los promotores de Bolas no prevén realizar más aperturas en lo que queda de año, en tanto que su objetivo para 2016 es ampliar la red con cuatro o cinco locales más. "Queremos mejorar nuestro posicionamiento en Andalucía, pero si surgen opciones fuera de este mercado las tendremos en cuenta", aclara Ruiz. Además de su región de origen, la cadena de heladerías tiene puestas sus miras especialmente en la zona de Levante.

Convertirse en heladería asociada de Bolas implica un canon de entrada de 10.000 €. La diferencia fundamental con el régimen de franquicia es que no hay royalties ni canon de publicidad. Las obligaciones que debe asumir cada asociado son básicamente "el respeto al método de producción, que es núcleo del negocio, ciertos estándares de servicio y de imagen corporativa y la compra de las cremas para la elaboración del helado", señala Ruiz. En cambio, la matriz no impone al asociado obligaciones en lo que se refirere a la implantación del local y la compra de maquinaria.

El método de producción desarrollado por Bolas implica la elaboración del helado en el punto de venta mediante la mezcla del mix de crema suministrado por la matriz y de los ingredientes de cada sabor. Las 16 referencias de mix para elaborar los distintos sabores se fabrican en un centro de producción radicado en Sevilla, que tiene capacidad para proveer a 20 puntos de venta. Si resulta necesario por la ampliación de la red, el gerente de la cadena asegura que sería "fácil" montar un centro de producción en otra zona.


Sin comentarios